créditos: Pixabay

Cómo terminar una relación

Encontrar a la persona perfecta para compartir la vida es el sueño de todos, me atrevería a decir. Pero, por otro lado,. Permanecer en una relación que no hace más sentido es vivir el infierno en la Tierra.

Lo peor es que cuando vamos sobreviviendo en una relación indeseada por tener el coraje de tomar actitudes necesarias y cerrar todo de una vez. Comenzamos a pensar en todas las consecuencias: la familia de la compañera, los sueños compartidos, la rutina enraizada, la soledad, el perro que compramos juntos… Ah, da menos trabajo dejar las cosas como están.

Solo que esta opción es declararse prisionero de una realidad que va consumiendo la felicidad progresivamente – y, entonces, pasamos a recordar la vida de soltero como una situación inalcanzable.

Pero, por favor, señores, ¿tiene que ser así? ¡Claro que no! Solo es necesario tomar la iniciativa para hacer lo que se necesita hacer. Porque si el deseo de terminar es solo tuyo, ella no actuará en ese sentido. Solo que no podemos hacerlo de cualquier manera, o correremos grandes riesgos de actuar como un canalla desalmado. Lo ideal es actuar como un hombre digno, asumiendo nuestros sentimientos y deseos, y exponiéndolos con valentía.

Por eso te damos unos consejos básicos para que seas valiente y pongas fin a tu relación si estás decidido y piensas que es lo mejor:


1# Sé absolutamente claro
Algunas personas dicen que lo mejor que se puede hacer es ir alejándose poco a poco, acostumbrando a la otra persona poco a poco con tu ausencia. ¡No estamos de acuerdo con eso! No dejarás de gustarle porque reciba menos atención. Tal vez el resultado sea el opuesto: te va a querer más todavía.

Lo mejor es ser absolutamente claro sobre tus intenciones. Sienta, conversa con ella, explicando lo que sientes y los motivos, y no siembres dudas sobre lo que quieres. No te olvides de usar esta palabra: terminar. No intentes amenizar el impacto con términos sutiles.

Eso puede causar malentendidos que te darán dolor de cabeza. Sé digno, sé claro.


2# Sé tan honesto como sea necesario
A la hora de conversar con tu compañera necesitas ser claro, como ya dijimos. Piensa: si no le gustases, ¿qué preferirías? Lo mejor es no vivir engañado. Por más que duela, queremos la verdad. Sé así con ella también. Solo que es necesario tener sensibilidad en ese momento para ser honesto solamente lo que sea necesario. Nuestra sinceridad tiene que servir para no dejar equívocos en cuanto a nuestras intenciones, pero no para exponer cosas que van a hacer daño a la compañera sin necesidad. No es necesario decir todo – solo lo necesario.

 

3# No asumas responsabilidades por sus sentimientos
Ella te ama, ¿no? Solo de imaginar estar sin la compañía de sus ojos hasta arece que nos quedamos sin ganas de vivir. Pero no pienses, por eso, que la responsabilidad de la felicidad de tu compañera está en tus manos. Y si está, cree, lo mejor es cortar esa ilusión.

No podemos ignorar sus sentimientos y atropellarla de cualquier manera. Pero no puedes prenderte a una situación mentirosa por el hecho de que le gustes. ¿Cuánto tiempo puede durar esa mentira?

Si no quieres estar en esa relación, lo mejor que puedes hacer es terminarla sin enrollarte. Nadie será objeto de dolor. Ella vivía bien antes de ti – seguro que después también.


4# Nada de clichés
Cuidado, señores: los clichés son tentadores. Esas frases del tipo “no eres tú, soy yo”, “es solo un tiempo” y otras, nos dan la impresión de querer suavizar la situación. Nos ponemos tan nerviosos en ese escenario que buscamos cualquier cosa para que el momento sea menos tenso – y esas frases parecen perfectas.

¡Pero no caigas en eso! Esas son las peores frases que podemos decir. Mejor no decir nada si nada tienes para decir.


5# ¿Momento y lugar ideal?
¿Existe un momento y un lugar adecuado para terminar? ¡No creemos en eso! Pero hay que usar el sentido común. No se debe elegir un lugar público o entre personas conocidas. Y hay que tener previsión de tiempo, para poder hablar con calma, considerando la estabilidad emocional de tu compañera.

Elige un momento tranquilo, sin compromisos, apenas los dos. Sin secretos.

En cuanto al “momento de vida”, ahí la cuestión es un poco diferente. A veces tu compañera está, por ejemplo, está en un momento difícil, con algún familiar profundamente enfermo y claro, ese no es un momento ideal. Vale –no hay reglas sobre eso. En estos casos, lo que indica el camino es la sensibilidad.


6# Termina personalmente
Ni debería mencionar este punto, pero, ante la duda, queda para el registro: no termines por teléfono o, peor todavía, por whatsapp.

 


El Hombre


Quién somos Política de Privacidad Política de Cancelación Zona de Afiliados Área do parceiro Prensa Contacto RSS

Preencha o endereço de e-mail utilizado no seu cadastro para receber sua senha